Soñadora, trabajadora, motivadora, líder; son sólo algunas palabras que describen quién soy como persona. Mi nombre es Mariet Ostos, crecí en Caracas, Venezuela, decidí seguir los pasos y el legado de mi madre para estudiar Contabilidad. El 16 de enero de 2000 descubrí que estaba embarazada. Esto había cambiado mi vida entera y comprometido todo lo que tenía en ese momento.

Con las condiciones en las que estaba mi país, tuve que tomar una decisión para el futuro de mi hija. Tuve que resolver el problema rápidamente, así que decidí mudarme a otro país, sola. Yo había visitado Atlanta, Georgia antes pero cuando me pusieron en la posición de elegir sabía que era donde yo quería vivir. Me mude con mil dólares en mi bolsillo y un bulto lleno de sueños. Viví en un refugio durante 6 meses, la señora que estaba a cargo me ofreció un lugar para vivir a cambio de trabajo porque no tenía documentos legales en ese momento para trabajar, esa fue la primera vez que alguien me dio una oportunidad, me dio esperanza y determinación para seguir adelante. Viví allí durante 6 meses hasta que me di cuenta que tenía que salir y comenzar mi propio viaje. Fue un duro comienzo, limpié casas, baños y oficinas. No importa lo que hice, nunca perdí el foco de mis metas de tener mi propio negocio. Nunca dejé de soñar, renunciar nunca fue una opción.

Después de años de estudiar la ley tributaria, en mayo de 2007 hice el primer paso y comencé mi propio servicio de preparación de impuestos en Atlanta, en 2009 fui contratada para hacer un estudio de mercado del estado de Florida; Orlando era una ciudad en rápido crecimiento y no dudé en mudarme y prosperar en esta nueva ciudad. Me mudé a Orlando en 2010, lista para ayudar a una nueva comunidad y ampliar mis horizontes. Tuve que empezar de cero, golpear puertas explicando mis servicios, y difundir mi nombre. Alrededor de 5 años más tarde, me di cuenta de que una cantidad numerosa de personas comenzaron a venir a mi oficina para consejo y apoyo.

Decidí hacer un cambio y crear un impacto en la gente en mi vida. En el 2014 recibí mi licencia de Coaching Personal, posteriormente recibí un certificado de Inteligencia Emocional y luego me inspiré para unirme al equipo de John Maxwell. Esta era una manera de obtener el conocimiento que necesitaba para enseñar liderazgo y establecer mis estándares, aprendí maneras sobre cómo dar herramientas para vivir más feliz y libre de estrés.

En 2015 fui reconocida como empresario del año de la sociedad de la inteligencia emocional. A principios de 2016, recibí el mejor premio de oficina de preparación de impuestos, dado por el mejor negocio de Orlando. La adquisición de estos premios ha impactado positivamente mi impulso para ayudar a los demás. Más tarde en 2016, decidí iniciar clases de liderazgo y motivación para influir en mi comunidad. Ver la gente que amo y cuido para lograr sus sueños y darles la esperanza de que necesitan para avanzar es la sensación más maravillosa. Continuaré día a día ayudando a la gente dándoles poder, sueños y las herramientas para entender que si te amas a ti mismo puedes hacer cualquier cosa que tu corazón desee, ese es mi legado.